FacebookTwitter

 

Carta al Editor

Decir mucho con pocas palabras

Pablo Young

Revista Fronteras en Medicina 2020;(04): 0297-0298 | Doi: 10.31954/RFEM/2020004/0297-0298


Este artículo no contiene resumen

Este artículo no contiene abstract




Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Hospital Británico de Buenos Aires. Para solicitudes de reimpresión a Revista Fronteras en Medicina hacer click aquí.

Recibido 2020-12-17 | Aceptado 2020-12-23 | Publicado 2020-12-30


Esta revista tiene libre acceso a descargar los artículos sin costo (Open Acces), además se encuentra indizada en Latindex y LILACS (BVS.org) y en proceso de incorporación en el núcleo básico de revistas del CONICET

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Sr. Editor

Hace un tiempo escribía sobre el aspecto devastador de la palabra médica, que trasciende las especialidades y acerca nuestra profesión a la universalidad de la estupidez humana. Esta actitud se encuentra no solo en los médicos, algunos de ellos periodistas devenidos en opinólogos, que hablan de temas que no conocen y a su vez, es frecuente que en cualquier contexto los médicos desautoricemos nuestra profesión, opinando sobre actitudes o recomendaciones de otros colegas, aun cuando nadie nos consulte efectivamente, o emitamos frases a todas luces perjudiciales para la clase médica y mucho más para los pacientes1.

En una conferencia imperdible del Dr. Hernán Del Sel que se tituló “Lo que he aprendido en casi 50 año de profesión” mencionó una frase de Robert Day que dice “La obsesión por incluir todo sin olvidar ni omitir nada, no prueba que se dispone de información ilimitada, sino que se carece de capacidad de síntesis”. Esta aguda observación en muy común en las publicaciones médicas o en algunos expositores en congresos2,3.

En 1975, Julius H. Comroe Jr. (1911-1984) publicó, en el American Review of Respiratory Disease, en la serie Retrospectroscope, un ensayo titulado: “…the soul of wit”. ¿Un título que comienza con puntos suspensivos y minúscula? ¿Qué quiere decir esta frase incompleta? Es el fragmento de una frase acuñada por Shakespeare en Hamlet, transformada después en la expresión: Brevity is the soul of wit. La brevedad es el alma del ingenio o, como dice Gracián: Lo bueno, si breve, dos veces bueno. El ensayo de Comroe es un elogio de la brevedad. La serie Retrospectroscope fue luego un persuasivo libro de 186 páginas, si incluimos el índice4,5.

Comroe fundó su apología de la brevedad con ejemplos de comunicaciones científicas destacadas. Recordamos algunos: N. S. Korotkoff comunica con 263 palabras, en la traducción inglesa del original ruso, la técnica para tomar la presión arterial (1905); dos párrafos emplea A. Fick para enunciar el principio del gasto cardíaco (1870); en una página L. Pasteur comunica la vacunación contra el carbunco (1882); una página y media utilizan E. A. von Behring y S. Kitasato para anunciar la inmunización contra el tétanos y la difteria (1890) y, en el mismo espacio, J. F. Enders, T. H. Weller y F. C. Robbins comunican el exitoso cultivo del virus de la polio en células humanas (1949). El final del ensayo es una lección de irónica prudencia para revisores y editores: cualquiera de esas comunicaciones pudo ser rechazada por incompleta, falta de datos o estadística.

A los ejemplos de Comroe sumamos los que siguen. En 1983 J. Robin Warren, patólogo australiano, observó un “bacilo curvado” en el epitelio superficial de las gastritis crónicas activas y lo anunció en una carta enviada a Lancet, una página con una ilustración6. A la carta de Warren sigue, con el mismo título, la de Barry Marshall, gastroenterólogo, una página con dos figuras donde Marshall identifica y conjetura que el “bacilo curvado” podría pertenecer al género Campylobacter7. El trabajo completo de ambos, con autores en orden alfabético, tomó cuatro páginas y un fragmento de otra, tiene cuatro tablas, una con estadística, y una figura compuesta. En ese texto sugieren que el bacilo podría llamarse pyloric Campylobacter por su similitud con otros del género Campylobacter. Ahora lo conocemos como Helicobacter pylori. Warren y Marshall recibieron el Premio Nobel en Fisiología o Medicina de 2005.

Otro ejemplo famoso es el trabajo de apenas 28 líneas, donde Babinski comunicó el 22 de febrero de 1896 el fenómeno que hoy lleva su nombre y el de J. D. Watson y F. H. C. Crick sobre la estructura molecular del ADN de poco más de una página.

Como dice J. A. Barcat, para disminuir el peso de las palabras, basta una autocrítica mínima por parte de los autores y atentos revisores y editores8. Existen guías como el libro de Day con recomendaciones. Si el alud de publicaciones es imparable, que por lo menos disminuya el número y el peso de las palabras, en el papel o en bits. No hay que enamorarse de las propias palabras, seamos económicos, si son muchas salen caras, si son pocas estaremos en buena compañía y tendremos más lectores.

  1. Young P. Estúpidas palabras o no saber callar a tiempo. Fronteras en Medicina 2014;9:26-7.

  2. Del Sel H. Lo que he aprendido en casi 50 años de profesión. En: https://www.youtube.com/watch?v=hEV7TrfGfFE; (consultado el 6/01/2021).

  3. Day RA. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. Organización Panamericana de la Salud. 3ra edición. 2005. Pág 1-270. En: http://acreditacion.unillanos.edu.co/CapDocentes/contenidos/actualizacion_sep_2013/capacitacion_docente/produccion_textual/trabajos_cientificos.pdf; (consultado el 6/01/2021).

  4. Comroe JH Jr. …the soul of wit. Am Rev Resp Dis 1975;112:861-6.

  5. Comroe JH Jr. Retrospectroscope. Menlo Park CA: The Von Gehr Press; 1977, p 83-8.

  6. Warren JR, Marshall B. Unidentified curved bacilli on gastric epithelium in active chronic gastritis. Lancet 1983;1:1273-5.

  7. Marshall BJ, Warren JR. Unidentified curved bacilli in the stomach of patients with gastritis and peptic ulceration. Lancet 1984;1:1311-5.

  8. Barcat JA. El peso de las palabras. Medicina (B. Aires) 2018;78:213-4.

Autores

Pablo Young
Servicio de Clínica Médica, Hospital Británico de Buenos Aires.

Autor correspondencia

Pablo Young
Servicio de Clínica Médica, Hospital Británico de Buenos Aires.

Correo electrónico: pabloyoung2003@yahoo.com.ar

Para descargar el PDF del artículo
Decir mucho con pocas palabras

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista Fronteras en Medicina, Volumen Año 2020 Num 04

Haga click aquí

Auspicios

Titulo
Decir mucho con pocas palabras

Autores
Pablo Young

Publicación
Revista Fronteras en Medicina

Editor
Hospital Británico de Buenos Aires

Fecha de publicación
2020-12-30

Registro de propiedad intelectual
© Hospital Británico de Buenos Aires

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.

Auspicios


Hospital Británico de Buenos Aires
Perdriel 74 (1280AEB) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina |Argentina | tel./fax (5411) 4309 - 6400 | www.hospitalbritanico.org.ar

Hospital Británico de Buenos Aires | ISSN 2618-2459 | ISSN digital 2618-2521

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión 2.2.1.3 ST